sábado, 19 de septiembre de 2009

Se llama tango y nada más.


Su mano ancha se disponía tímida sobre mi espalda; la mía buscaba un recoveco entre su cuello descamisado. Las nuestras se apoyaban, húmedas y calientes, jugando inquietas a manera felina. Todo mientras sonaban los primeros acordes de “Una emoción” de Tanturi. Es que te das cuenta ahí nomás si esto da para una tanda entera, si da para más y muchísimo mas, si estás esperando que termine el segundo tango para decirle gracias y sentarte o, más triste aún: si ni dos tangos son llevaderos. Esto último es lo menos frecuente si una anda con intuición pero, por ahí falla y ni te diste cuenta que el ser a quien sonreíste dando muestra de aceptación estaba en un estado de ebriedad insostenible.
Lo que hoy me ocupa es un caso de los que no abundan en la milonga: uno de esos abrazos que van perdiendo la timidez para convertirse en intensos,deseados,esperados. Peligroso para conservar la cordura, era sentir su mejilla buscando la mía en “la reja y el parral, la vieja calesita y el rosal”. Su brazo atravesaba mi espalda y sus dedos acariciaban el lateral de mi seno derecho que se dejaba encontrar fácil ayudando y excusándose en el compás para frotarse a mansalva.
Y podría seguir escribiendo, pero me dan ganitas de tocarme.

Fotografía: Ricardo Gona

Modelo - intervenciuón gráfica: Malu Zurita

7 comentarios:

  1. y es así no...? nunca estuve en una milonga, nunca aceché de esa manera a través de la danza, pero siempre pude imaginarlo... es así no..?

    ResponderEliminar
  2. Malu quiero que me lleves a la milonga

    ResponderEliminar
  3. si uno está permeable a ser acechado/a el espacio colabora en pos de las tentaciones corporales que ofrece. (Cuando quieras Amy).

    ResponderEliminar
  4. Más, muchísimo más
    extrañan mis manos tus manos amantes...
    Más, muchísimo más
    me aturdo al saberte tan cerca y tan distante...
    TeX

    ResponderEliminar
  5. Te ando buscando....
    ... perdido en ignotas milongas donde frias y secas madrugadas me han sorprendido con desesperanza...otra mas....!!! Donde estaras? Destino cruel que hace vislumbrar tu mansa frescura pero me niega el sabor de tu abrazo esquivo.... Te ando buscando Malu, pero desde antes de saberte viva... desde antes de saberte milonguera..te ando buscando...!!
    Gracian.....

    ResponderEliminar
  6. Bueno yo buscarlo...no se...hay cada anónimo que no me arriesgaría...además cómo reconocerlo...de todas maneras el deseo hace que una imagine se trata de "ese milonguero" que nos mueve...besos, gracias...

    ResponderEliminar