jueves, 17 de septiembre de 2009

Shhhh!!!

No me hables!, no me preguntes ni cómo me llamo ni qué hago ni hace cuánto que vengo!, ni me interesa decirte nada ni me interesa saber ni un dato tuyo! - eso diría pero, suelo esbozar una sonrisa jugando a hacerme la extranjera que no entendió. Es que detesto hablar cuando bailo!, me saca!, me aleja!, me pierdo! y si había alguna conexión mágico-corporal la echaste a perder con una pregunta estúpida que no tiene sentido. Para qué caramba?. si quiero decir algo, ya tengo este blog!!!, en la milonga no pretendan que hable ni que escuche mas que tangos. Ay, es que me enerva esta escena tan reiterativa, pareciera que abrazarme les da derecho encima a hablarme, encima a saludarme, encima a querer que me siente a su lado. No!, no quiero. Quiero estar sola o ser yo quien elija en caso de no querer estarlo. Y otra cosa: no me hacen un favor invitándome a bailar eh!, porque si no lo hacen mejor para mi así elijo a quien se me da la gana. Y si elijo, a quién elijo?.

1 comentario: