domingo, 4 de octubre de 2009

ATENTI PIANISTAS (2)



Ahogo mi cara entre la frágil y lampiña piel que se despliega como el bandoneón de Pichuco y me espera. Suena este tango, suenan sus dedos y suena al fin la interrupción por un instante que se abarrota presionando mi cabeza y guiándome entre la espesura de su carne.Retoma su tarea en medio de suspiros y me pierdo. Entre el recorrido de mi cara, mi lengua arremete temerosa buceando entre los pliegues de su cuello al fin desnudo. Erupción de mi saliva rellenando todo espacio. Caricias. Lo beso, me estampo y me unto. Resbalan mis mejillas sobre las suyas. Me acomodo. Hincada, de rodillas. Me sigo acomodando. Sentada sobre mis talones. Quiero mas. Me acuno de placer al compás del piano que retumba.
( Dedicado a Angel D'Agostino,a Salgán, a Orlando Goñi, Mariano Mores... y a algún que otro mas cercanito).

(imagen: google)

1 comentario:

  1. Cómo me gustan tus relatos y lo atorranta que sos ,no es lo mismo pero soy muy buen dactilógrafo

    ResponderEliminar