viernes, 2 de octubre de 2009

como flechas sobre el Indio



De: bill cosby (vilcosby@gmail.com)

Es posible que no conozcas a este remitente.Marcar como seguro|Marcar como correo no deseado

Enviado: viernes, 02 de octubre de 2009 06:14:55 p.m.
Para: curdaycruda@hotmail.com

Hermosa Atorranta, cascabelito:
Te escribo entre las sábanas donde te imagino tan cerca. Si supieras lo que se extrañan tus besos húmedos recorrerme despacito, lo que extrañan mis muslos tus caderas, tu redondez hirviente. Estoy escuchando “Poema” de Canaro que es tan nuestro como nuestra historia. Se me vienen imágenes superpuestas: la tardecita de aquel domingo en la placita de San Telmo y vos haciéndome enfurecer con tus ojos como flechas sobre el Indio, tus pies descalzos acariciando los charquitos del tapete gastado, la lluviecita empañándome tu figura y la de algún bobo, a quien le prestás con confianza tu carita blanca. Y el jueves ese en El Beso donde nos hacíamos guiñaditas tras los espejos, te acordás?. Creí que me la iba aguantar pero ando extrañándote a más no poder. Y, más todavía que te pienso con tu cuerpo tan… ay ay ay, cuerpo que probablemente se ande compartiendo entre colchones varios y vos ahí riéndote y saliendo tan campante de departamentos ajenos. O acaso los llevás al tuyo / nuestro? (ni se te ocurra). Perra!.
Acá todo marcha bien en cuanto a trabajo, todavía me pregunto por qué no lo dejás al tipo ese y te dedicás a serme fiel aunque sea en el baile. Fijate o acaso también te gusta el cordobés? , cómo me mata la velocidad de tus carnes chiquita.
Bueno por dos meses tengo que estar acá.
Un abrazo fuerte y caliente hermosa. “Si supieras…”
J S

(imagen: google)

3 comentarios:

  1. increíble pero suena a la historia que viví en mi último crucero... ella era muy tonta o, quizá, muy inteligente.. la tardecita de aquel domingo fue en la veranda del jacuzzi de la cubierta superior y el bobo era ese oficial que te miraba el culo desde que abordaste... El Beso se llamaba la boite llena de espejos donde solo podía mirarte deseándote, mientras te regodeabas en los brazos de aquel mozo oriundo de Córdoba.. el mejor mozo del mundo por aquellas épocas...
    Me esperaban dos meses más de navegación..
    Y sufría tu partida... mis dedos de pianista te extrañaban y nunca te supuse atorranta..

    ResponderEliminar
  2. Esperalo atorranta...
    se te ha entregado en cuerpo y alma..

    ResponderEliminar
  3. Igual, indio en el tango hay uno solo y no lo tengo visto en cruceros.
    Por qué nombrar al sector gastronómico? (eso es casualidad), porque sí que es tentador ver manos de hombre sosteniendo firmes la bandeja como podrían sostenerme de las caderas. Sí que es tentador dejarse untar todita de helado por manos de un mozo. Y luego...bailamos aún sin que mi amante sepa "El Marne" (Quinteto Pirincho). Qué placer no?

    ResponderEliminar