lunes, 16 de noviembre de 2009

RARA


Me siento rara ( y no tan encendida). Hasta estoy dudando si continuar bailando o desligarle mis rarezas y oscuridades a una abstinencia milonguera. Sucede que, sobre que ya tenía un plantel reducido de parteners, el mismo se está reduciendo aún más. Para bailar sola prefiero recurrir a mi método pero para bailar en pareja estoy bastante pretenciosa.
Espero que mi compañero se de cuenta de detalles obvios y…parece que no todos están tan entrenados sensiblemente. Anoche por ejemplo, me topé con una situación incómoda que me persigue en este instante sobre todo en mi cuello. Me abrazaron demasiado, de entradita nomás y la verdad es que no había piel como para insistir en ese abrazo. Con mi sutileza intenté poner distancia y mi mano izquierda ( de manera perpendicular a mi antebrazo como si se tratara de una señal de tránsito ) se apoyó firme en su hombro derecho. No hubo caso; este hombre insistía con apoyar su mejilla sobre la mía y justificaba su acción diciéndome que lo abrace como abrazo a los demás. No soy fácil con todos!, sépanlo. Me encantaría disfrutar de bailar tango y nada más con cualquier hombre. No es así; prefiero pasarme la noche sentada, escuchando los tangos que suenan, deseando bailar con algún que otro, esperando abrazos, deseando tu pálida voz,antes que someterme a tratos que – seguramente sin intención de ser malos, no me satisfacen plenamente como para cerrar mis ojos y volar por ahí.

Fotografía - modelo: malu murita

8 comentarios:

  1. Lo bueno es que con él no va a haber próxima vez. Olvidate de ese mal trago. No dejes que no nos quite el placer de futuros abrazos. Tex

    ResponderEliminar
  2. esperá sentadita su pálida voz, tal como penélope esperaba a su ulises...

    ResponderEliminar
  3. gracias por las palabras; de todas maneras sigo opacadita sumergiéndome en los brillos de Vanesa Duran.

    ResponderEliminar
  4. aún con mis pies cuadrados y mi abrazo demasiado, seguiré haciéndolo.. Ud. lo amerita

    ResponderEliminar
  5. uffffffffffffff
    Malu, creo que de hace años compartimos la misma forma de ver la milonga, la flora y la fauna.
    A veces, en las noches largas, se extraña cuando tomabas la pista para vos sola y arengabas demonios trivales con tus movimientos.
    SAn Luis 250.

    ResponderEliminar
  6. cómo olvidar el haberme hundido en esa pista, el haberme hundido, refregándome y estampándome con mis demonios ( y ajenos demonios), entre lucecitas carnavalescas. Cómo no extrañar las noches largas que se hacían tan cortas.

    ResponderEliminar
  7. Acaso no quedó claro que los pies cuadrados me encantan?, cuánta dispersión "anónimo 2"

    ResponderEliminar