martes, 1 de diciembre de 2009

En carne propia

Desde hace un tiempito que estoy con taquicardia. No puedo dar dos pasos sin agotarme ( de bailar ni hablar). Encima esta fobiecita a los saludos que me suele acompañar se me potencíó de tal manera que no estaba pudiendo salir de mi casa sin el temor a morir sufriendo, sola, sin que nadie se entere, sin que nadie pueda salvarme, sin que nadie quiera salvarme. ¿Sabrá alguno de todos los hombres con quienes me acuesto, a quién llamar si me pasa algo? - me pregunté mientras pensaba en si me moría un día de estos en una cama de otro. Y pensando, me descubrí con un corazón mas palpable y desprolijo que aquel que he dibujado tantas veces.
Ante la imposibilidad de hacer lo que mas placer me causa que es andar abrazándome al compás de algún tango, me encerré. Y mientras escuché sonar una y otra vez el teléfono, me encontré sentada con mis glúteos regordetes sobre el piso duro y fresquito, agarrando con mis brazos las rodillas, con ganas de desgarrar la blanquita piel que me envuelve. Separé rodillas, metí mi cabeza entre ese rombo que se forma. Me miré ahí abajo. No me reconocí tan tristona. Mi clítoris asomando como una lenguita sedienta pidiéndome una distracción. No, hoy no puedo.
En este contexto y los llamados que no atendí no advertí que mi familia desde Córdoba sin noticias estaría preocupada.
Cayó la puerta ( al parecer no era tan blindada), dejé el rombo y con pielcita entre mis uñas abrazé a mi mamá que se ponía en primer plano dejando atrás al cerrajero y al portero.
Luego de bañarme y vestirme, fuimos al Italiano entre mi agotamiento, la taquicardia y un brote de autoagresión.
Lo que mas me gustó fue el holter.

10 comentarios:

  1. ay bonita, no puedo creer que estés así. Te llamo cuando vuelva de Alemania y tenés razón: yo al menos no sabría a quien llamar pero vos tampoco te dejás fácil conocer con esa mascarita que te ponés. Podrá ser que con este maldito blog te ando conociendo un poco mas?

    ResponderEliminar
  2. Malu: El viernes me voy otra vez para el chaco, donde fue la proeza de pescar el surubí de 63 kilos. Habrás visto la foto que te envié no?. Estaré en la zona de Repeski, del lado correntino, en el veril de la isla Gato Rengo. Ay malu pensar que curarte puede estar tan cerca y conmigo. Ya sé que no nos conocemos pero es que siento que tenemos tanto en común linda. Te prometo todo lo que puedas imaginarte y sobre todo pasar un hermoso y tranquilo fin de semana, sabes manejar el aparejo?, paso a buscarte donde sea que estés pero por favor contéstame mis mails, me darías tu teléfono? besos,

    ResponderEliminar
  3. pobrecita..tan fragil..y los hombres te siguen atosigando sin importarles tu pobre corazoncito..

    ResponderEliminar
  4. Tranquila se que tenés el corazón de oro. Cuidate. Bs. TeX

    ResponderEliminar
  5. no puedo dejar de emocionarme pensando en la historia que uno imagina tras los rumores que rondan tras Ada falcón y Canaro. Qué placer escuchar este tango. Vivió en Córdoba no?

    ResponderEliminar
  6. No es tango pero de algún modo es poesía...y se relaciona con los miedos, fobias, monstruos que cada uno lleva dentro.
    http://www.youtube.com/watch?v=KEEJcYQO9b8

    Les dejo también el blog donde un loco, que hoy escribe acá, generalmente escribe ahí.

    ResponderEliminar
  7. como envidio tu vida maru, espero coincidir en alguna milonga cordobesa y tener la suerte de compartir una mirada con una sonrisa cómplice invitandote a rozarnos sin importarnos del resto tratando de darle una distraccion a su sedienta lengua.

    ResponderEliminar
  8. Rodolfo: Te recomiendo el documental "Yo no sé qué me han hecho tus ojos" sobre Ada Falcón. Sí estuvo en Córdoba; en Salsipuedes vivió con su madre y luego en un hogar de ancianos en la localidad de Molinari, cerca de Cosquín. Ahí fue donde murió a los 96 años el 4 de enero de 2002.
    gracias Luis.
    tex y Antito: mi brazo como una serpiente los enroscará pronto. Besos.

    PD: Hernán: silencio...

    ResponderEliminar
  9. tanguera? te encanta ponerte en bolas!!!

    ResponderEliminar