martes, 30 de marzo de 2010

Bronca

Hacía siete años que no lo veía. Me gustó encontrarlo anoche en la milonga.
Quería volver a estar con él (-¿ no me acompañarías unas cuadritas que está un poco oscuro?). No me respondió pero fue caminando a mi lado.
Y, aprovechando que en el trayecto dijo al pasar que le estaba costando dormir, lo usé de estrategia: - sabés que en casa tengo una mezclita de hierbas anti-insomnio ( pasionaria, melisa y valeriana) ; si querés, subís un segundo y te doy.
Apenas entramos, preparé las hierbitas y se las di ( él estaba parado, como incómodo), acto seguido me eché sobre el puff, con mis piernas entreabiertas, exhibiendo la falta de ropa interior bajo mi pollera bordó.
Me miró un rato mientras me cruzaba de piernas como tanto me gusta, apretando mis muslos y moviéndome despacito. Dejó caer la bolsita de hierbas y desprendió el cierre de su pantalón. Se llevó los dedos índice y el mayor a su boca y los untó con saliva. Volvió a la zona del pantalón y se desprendió el botón. Cada vez más hundida entre las pelotitas de telgopor que se acomodaban anatómicamente a mi cuerpo. Desde allí me quedé mirándolo, a un metro y medio de distancia. Me centré en sus ojos, en su lengua que asomaba humedeciendo sus labios.
Me cantás?- le pedí (es mas cantor que milonguero) . Se tomó un tiempito durante el cual me miró sonriendo, se acomodó la ropa, levantó la bolsita de hierbas y abriendo la puerta se fue cantando ese tango que dice
- "...ahora soy casado y me tira mi casita..."
Y ahí me quedé: dándome asquito una vez más y desgarrando al compás de "Quién sos" las prendas que me quedaban.

4 comentarios:

  1. no se puede creer descubtir esto y lo nuestro y saber qué pasó luego de que me fui. yo blog no tengo, no podrás enterarye todo lo que pasó durante este tiempo, supongo que esa coraza que te pusiste cuando creiste darte cuenta de que me interesabas enn serio fue la defiición para mi. sabñes que no le habñia caido nunca a nadie a las tres de la mañana con una bandeja de frutillas con crema ( te acordás cuando me confesaste que estabas antojada con eso?), las veces que te he cantado si bien lo hago en público habitualmente, significaron mucho , darme a conocer intimamente y mas, y no se, parece que hice mal cuando te empezé a contar de mi, de mi historia, cuando no pude no demostrarte lo que andaba sintiendo. No podés tener todo y comoo se te da la gana y cuando se te da la gana, sos caprichosa como pocas. che estiviste bien en no poner mi nombre, al menos alguna delicadeza. no te hacía bailando asi ( una vez te inspiré parece), me gusta. El mejumnge ese que me tambien me gustó., da resultados.
    mirá cómo faltaba conocerte a vos; me gustan las mujeres que escriben

    ResponderEliminar
  2. no se puede creer descubtir esto y lo nuestro y saber qué pasó luego de que me fui. yo blog no tengo, no podrás enterarye todo lo que pasó durante este tiempo, supongo que esa coraza que te pusiste cuando creiste darte cuenta de que me interesabas enn serio fue la defiición para mi. sabñes que no le habñia caido nunca a nadie a las tres de la mañana con una bandeja de frutillas con crema ( te acordás cuando me confesaste que estabas antojada con eso?), las veces que te he cantado si bien lo hago en público habitualmente, significaron mucho , darme a conocer intimamente y mas, y no se, parece que hice mal cuando te empezé a contar de mi, de mi historia, cuando no pude no demostrarte lo que andaba sintiendo. No podés tener todo y comoo se te da la gana y cuando se te da la gana, sos caprichosa como pocas. che estiviste bien en no poner mi nombre, al menos alguna delicadeza. no te hacía bailando asi ( una vez te inspiré parece), me gusta. El mejumnge ese que me tambien me gustó., da resultados.
    mirá cómo faltaba conocerte a vos; me gustan las mujeres que escriben

    ResponderEliminar
  3. la verdad es que con usted tuve miedo. Tuve miedo de estar con alguien que ya tenía historia, que ya tenía hijos, que tenía las cosas mas claras qe yo en ese momento.Tuve miedo de sentirme mas pequeñita de lo que suelo sentirme con alguien a quien veía mas hombre que a los hombres que estaba conociendo en ese momento y, que a propósito: : ni ganas de conocerme que tenían.
    Usted me sorprendió muy muy bien. También me sorprendí sintiendo ganas de estar compartiendo mi cama con usted y mucho más que eso pero...huí como una chiquilina, como si todo lo mío debiera ser complicado y difícil para ser atractivo.
    Usted estaba ahí: con ganas y haciendo todo lo que me gustaba pero no fui capaz de demostrarle que aún con todos esos miedos y una frialdad que alejaba, estaba interesada en probar.
    Tuve miedo de de gustarle, miedo de que alguien me trate bien, miedo de que quieran conocerme bastante, miedo de darme a conocer mas que en una cama, miedo de que al conocerme me vean horrible y una vez más alguien me deje.
    Preferí escaparle a la posibilidad de ser amada y de amar, usted no tenía perfil de "milonguero chantún". Ya muchos lo han dicho: es más fácil sacarse la ropita que pasearse en estado de desnudez.
    un abrazo fuerte fuerte sr.

    ResponderEliminar