martes, 13 de abril de 2010

ASÍ SE BAILA EL TANGO

Acabo de cortajear el aloe que tengo en el balcón de mi cuartito.
Sos una plumita - me dijo anoche un milonguero nuevo con quien no había bailado hasta entonces mientras su barba, de pocos días, me hacía cosquillitas ásperas en la mejilla. Ante tanta comodidad de abrazo, ante nuestras piernas comunicándose con armonía, los pelitos canosos que se refregaban con furia sobre mi cachete fueron una provocación.

Al principio fue casual el roce, luego me sentí perdida por esa sensación de refregarme cual gatita en celo sobre su cara rasposa. Primero fue mi mejilla hasta que me encontré graficando "Así se baila el tango" y en la parte que dice:

"...mezclando el aliento..." acomodé mis labios entreabiertos y me dispuse a recorrer su paisaje que me enraizaba de tal manera que mi respiración acompañaba agitada.
Me sentí arder a fuego lento, loca, ebria.
Mi cara parece estar en carne viva.

3 comentarios:

  1. cuándo la serie de "la atorranta"?; contá conmigo para actor con derecho a cuanto roce haga falta linda, cómo me aclentó lo de que te refriegues cual gata

    ResponderEliminar