lunes, 5 de julio de 2010


MALDITO TANGO

Me dan pena los que andan con sus rumbos milongueros desenfrenados. Será porque lo he pasado. Mi vicio milonguero no coincide con mis épocas de principiante como suele suceder, sino con el dolor de una ruptura amorosa que viví allá por el 2002. Esa fue la cuestión que me llevó a buscar refugio en brazos y más brazos y abrazos y por qué no caminatas post milongueras, alguna factura, algún beso...Y todo, por no querer llegar a casa. Y cuando llegaba, lo hacía cansada, cuando me quedaban dos horas para dormir; luego la rutina diaria que me obligaba a salir otra vez a toparme a los de traje en el subte desde mis ojos vidriados y mis ojeras amarronadas.
Ahora, aunque puede que sigan habiendo caminatas post milongueras (o paseitos en auto) soy minuciosa en la selección en todo sentido. Priorizo la intensidad a la frecuencia milonguera y la calidad a la cantidad. "No por bailar con todos vas a bailar mejor" - me dijo un milonguero de aquellos hace muchos años en "Porteño"."Bailá con los mejores; los demás te arruinan" - siguió diciendo. Cuánta razón.
Es imprescindible elegir; los hombres lo hacen, ¿por qué nosotras deberíamos perder esa posibilidad?. No creo que esté mal rechazar cordialmente una invitación a la pista cuando el milonguero no es de nuestro agrado; no debiera ser tomado tan a mal para quien lo recibe. ¿ O es que debería ofenderme con cada hombre con quien me quedo con ganas de probar abrazar alguna noche?
Quiero un "encuentro" pero yo se: no es tan fácil. Raramente ocurren esos que te dejan así como temblando. Paciencia..

imagen: Germán Cunese ( escultura)

8 comentarios:

  1. anónimo pero sincero6 de julio de 2010, 22:25

    si una me dice que no, fue y encima le divulgo mala fama

    ResponderEliminar
  2. opino lo mismo , no le hago mala fama pero fue. Ni hablar que las histéricas estas una noche andan planchando y te miran como para que les des bola, chau loca!

    ResponderEliminar
  3. Muchachos... Para qué está el cabeceo?
    Eviten ser rechazados yendo a buscar a la mesa, usen el cabeceo y así evitaremos momentos incomodos para todos y seremos felices.
    Hay una lista interminable de porqué una mujer puede rechazar a un hombre, enfin, sean más expertos... Si quieren sacar a una mujer que nos los conoce... primero luzcanse con otra frente a ella!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. qué alegía tu aparición mujer milonguera!me quedo con lo último como síntesis. Total, si tenemos tantas ganas de bailar con ustedes, muchachos, puede que nos animemos a invitarlos. Lo del cabeceo, es un tema a profundizar. Me parece que no hay mucha seguridad en el cabeceo y genera confusión para una. No se sabe para dónde se dirigen con esa cabeza. Lo de la mesa es acertado pero, acaso ustedes no se dan cuenta de ciertas señales? Si ya tenemos antecedentes de haber bailado lindos tangos, es cantado que volveremos a sus brazos, si andamos mirando a otro, déjennos tranquilas y libres para ser presa de ese otro y ni se molesten, si estamos cansadas o les decimos eso tanta onda no hay. En fin si usted me ayuda "otra milonguera" facilitemos el camino a estos hombres haciéndoles una listita del por qué del rechazo. Y desdramatizemos: hay mucha competencia femenina que no hace filtro ni sabe decir que no aunque fervientemente desee que pasen al menos tres tanguitos para que ese displacer se acabe sin quedar como una odiosa.
    Besitos chicos!

    ResponderEliminar
  5. El 60 % de la gente que está en el tango ha ido a parar allí después de una relación amorosa rota. Un 20 % están allí para vivir del tango (profesores,... - esta cifra aumenta en territorio argentino. El 20 % restante es por por otras razones.
    Estas cifras lo diferencian de los demás bailes.
    Guste o no guste a los más fervorosos esto es así. Aporto esta información desde el conocimiento de más de diez años bailando en Europa y América.
    Buen día

    ResponderEliminar
  6. CREO QUE LO DEL CABECEO ES CONFUSO....LO QUE APLICO ES LO SIGUIENTE, SI HABLAMOS DE PORCENTAJES ES...50% INTUICION O SABER ENTENDER ESAS MALDITAS SEÑALES..Y 50% IR AL FRENTE MENEANDOCE CUAL GACELA EMBALSAMADA Y QUE SE HAGAN AGUA LOS HELADOS, TOTAL PA RECHAZOS ESTA REPLETA ESTA VIDA Y PA PREMIOS TAMBIEN,SEA CUAL FUERE EL RESULTADO LO IMPORTANTE ES ESTAR EN EL BAILE Y NO DEBAJO E LA BARRA QUERIDOS CAMARADAS! HA SIDO UN PLACER, WACHIN, PA LO QUE GUSTE MANDAR...

    ResponderEliminar
  7. qué buena noticia la intervención de estos anónimos, parece que hay estudio detrás de las ojeras. según las estadísticas dadas por el primer anónimo, me quedo con que los bailarines permeables al disfrute y a la conexión andan por el 60 % ese que se ha acercado al tango ni para querer lucrar ( al menos en un principio) ni por no saber qué hacer con su tiempo libre.Lástima que suele ocurrir que cuando empezamos a bailar lindo y a conectarnos y a...queremos lucirnos, ser vistos, ser "profesionales" . En no todos los casos pero sí en su gran mayoría, el disfrute se expande a la mirada de un público y nos olvidamos de la música, del compañero...y qué contradicción: para el público ( o al menos para mi cuando ando en ese rol), se torna tedioso ver dos bailarines pura figurita y revoleo de piernas cuando no les pasa na- da.

    ResponderEliminar
  8. Me sigue dando vueltas lo del "cabeceo". Y esto es una manía muy personal ( ya tratada en terapia): Me da vergüenza andar mirando a los hombres con quienes desearía bailar. Los evito y me entretengo mirando las parejas que hay en la pista. Si alguien quiere bailar conmigo, tendrá que acercarse a mi sillita o puede que sea yo quien vaya hasta la montaña...No me sale bien hacerme la gacela.

    ResponderEliminar