jueves, 7 de octubre de 2010

TANGO CORDOBÉS


Esta mañana Rosa, la dueña de esta pensión que se cae a pedazos, luego de estrujar un trapo viejo del cual salía un olor nauseabundo mezcla rara de mugre y lavandina, con las manos mojadas y arrugadas, me tocó la panza y me dijo : - "Una pena que no la voy a conocer" y, mirándome desafiante a los ojos agregó: - "¿sabías que en esta residencia no se aceptan niños no?". Me costó unos segundos asociar ese "niños" con mi bebita. Acto seguido, asentí con la cabeza y me fui a dar una clase de elongación y Tango Incomunicado para embarazadas al laboratorio. No, no sabía pero, si es por imaginar, no me imaginaba tampoco andar dándole la teta a mi chiqui entre la humareda a tabaco que dejan mis compañeritas de cuarto (y eso que he fumado eh). Lo que más me molestó fue la tocadita de panza. Ni te conocen pero ahora cualquiera te toca la panza porque parece que da suerte. Eso me dijo, tocándome la panza en un colectivo Julia Zenko hace un tiempito. Igual ella ( Julia), primero pidió permiso.
Me gusta el nombre "Julia" ahora que lo escribo. De varón me gustaba "Julián". Miguelina también me gusta y más si pienso en que el padre podría ser Miguel Ansaldi. Esto de pensar en mi ciudad natal como posibilidad para irme un tiempo, me hace pensar en él también. Por qué no pone fotitos en su blog así por lo menos lo veo?
Ay no, ni imaginar. Córdoba me resulta deprimente. Cada vez que estoy allá, extraño tanto Buenos Aires. Igual, para transitar mi última etapa del embarazo no le veo otra opción ahora.
Por ahí nada es tan terrible como me lo imagino, por ahí hay un super transporte urbano de pasajeros y ningún automovilista te apura haciéndose el canchero en su carruaje de vidrios polarizados. Por lo pronto "flaca" no creo que me digan. Y, si me dicen "mamita" hasta tendrán toda la razón. Qué asquerosamente falsa me resulta la onda chistosa y supuestamente "amiguera" de los cordobeses cuando no hay onda ni somos amigos.
Me consuela saber que, por lo que me han contado Mechita Villagra y Lila Mondragón, mis hermosas amigas cordobesas, el tango en Córdoba anda bastante movido, con lugares nuevos y propuestas interesantes. Con lo que sigue, no hay duda.

2 comentarios:

  1. laurita de cordoba9 de octubre de 2010, 20:10

    re copado si llegas a venir para aca, estaras media de mal humor con el embarazo por ahi que no te bancás como somos, igual tenes razon que aca se maneja como la mierda y no te respetan y te dicen maestro de aca y de alla.

    ResponderEliminar
  2. Cómo has cambiado pebeta..." (y yo que me haces escuchar tango y todo.Te estoy esperando de verdad para lo que quieras. Si te parcece podriamos juntarnos en un café.sorocabana para un domingo a la mañana?, o nos encontremos en nuestra plaza y el lugar corre por mi cuenta. besos, como hago para mandarte mi te nuevo?

    ResponderEliminar