miércoles, 23 de junio de 2010

ARRABAL AMARGO



No parece estar sucediendo nada. Mucho cansancio, eso siento. La misma soledad que elijo para que me acompañe calladita, hoy me hace ruido, me agota. Podré algún día convivir con alguien más además de Lula y Tuco? ( mis tortugos).
Cómo puede ser que a los 33 años todavía no me sienta preparada?. Igual pienso:¿ que es este mandato de andar compartiendo el techo con otro ser tan distinto a uno o, a lo mejor no tan distinto, pero por muchos años acaso no fue un desconocido?. Me aterra que alguien amague quedarse pasado el desayuno ( y eso ya no es mucha intimidad?)
Por eso el tango y la milonga, me sientan bien; hay muchas soledades - bastante arraigadas pero, al menos una va sola y no lo pasa tan mal. Acá en Capital Federal es así y me gusta. Jugamos al anonimato aunque bailemos de manera frecuente, aunque acepte subirme a su auto y termine reflejada en espejos varios, escuchando gemidos de otros mientras otros escuchan los míos.

martes, 15 de junio de 2010





FLOR DE MILONGA


anoche: quedaban dos tangos de la tanda cuando me sonrió a la distancia a modo de invitación.
Bastó apenas a que me tomara de la mano y me dedicara un apretoncito antes de ubicarnos en posición tanguera propiamente dicha. Había piel, había tango sin aún bailar...Quedaban dos tangos de la tanda : "el monito" y " mala pinta" (De Caro).
Luego una cortina muy chistina y las ganas de quedarme y quedarme. Pero dije gracias sin ni mirarlo para no tentarme de ganitas, para que no me descubriera que me moría de ganas de seguir abrazada a él. Hice dos pasos como camino a mi mesa con esa emoción de haber tenido tanto de pronto y tan nada de pronto también...
Y una mano en mi hombro. Ahí estaba. Me animé a mirarlo de frente y entre tímido y pícaro me dijo en secreto:
- y si jugamos ( si te parece) a evitar el agradecimiento en toda la noche hasta que las luces blancas nos encandilen y taza taza ?. Sonreí y tomados de la mano seguimos bailando.
( y no termina acá)

lunes, 7 de junio de 2010

ADIÓS BUENOS AIRES?

Me dan ganas de subirme a cualquier colectivo del que no conozca recorrido.

Estoy pensando en probar instalarme en otra ciudad al menos hasta que las aguas se aquieten.
Si no me senté a escribir antes fue precisamente porque no me sentía aún fuerte con los acontecimientos sucedidos: alguien de muy mala leche, que al parecer conoce los movimientos de mi laboratorio, entró sin forzar puerta alguna, y destrozó la estructura que utilizo para mis shows de Tango Incomunicado.