jueves, 29 de julio de 2010


SE VA LA VIDA

Salvo mi circulo íntimo, el resto puede que ni se entere de mi cumpleaños. Pero es hoy. Llegué a los 34. Destruida e intentando con una corta abstinencia milonguera componer tantas noches de tango y vicios, aquí me encuentro. Dudo hacerle honor a mi nombre pero, es mi deseo el de ver, aunque mas no sea, un destellito de luz por estos tiempos. Ojalá un poco de aire tanguero se colara entre alguna de mis fáciles lágrimas, se escurriera, se fuera, me abandonara. Y quedara menos densa , menos nostálgica, menos tanguera.
Si así fuera, por ahí en la liviandad del asunto, algún día 29 de julio se me diera por festejar un cumpleaños de manera mas festiva.
Por el momento, ya mismo me voy hacia algún sucuchito tanguero de los cálidos y oscuros, donde no creo me encuentre con caruchas conocidas, a bailar una tandita de buenos tangos. Espero que la suerte me acompañe y que no pierda mucha noche entre abrazos facilmente reemplazables.

viernes, 16 de julio de 2010

Mensaje
A mi familia, amigos y otros:

Se va una tarde más y no estoy con ánimo para escribir así que a continuación, copio y pego el final de una notita que salió en un medio gráfico del interior del país.
Gracias a todos. Y gracias Santiago por el final de la nota que me sirve justo para agregar videito alusivo.
PD: no me gustan las visitas

"Según los médicos, Zurita se encuentra estable, a pesar de que presenta un cuadro de neumonía, que estaría siendo atacado con antibióticos y otras terapias alternativas". Todo parece indicar que su tango incomunicado al desnudo junto con el cigarrillo le pasaron factura."

lunes, 5 de julio de 2010


MALDITO TANGO

Me dan pena los que andan con sus rumbos milongueros desenfrenados. Será porque lo he pasado. Mi vicio milonguero no coincide con mis épocas de principiante como suele suceder, sino con el dolor de una ruptura amorosa que viví allá por el 2002. Esa fue la cuestión que me llevó a buscar refugio en brazos y más brazos y abrazos y por qué no caminatas post milongueras, alguna factura, algún beso...Y todo, por no querer llegar a casa. Y cuando llegaba, lo hacía cansada, cuando me quedaban dos horas para dormir; luego la rutina diaria que me obligaba a salir otra vez a toparme a los de traje en el subte desde mis ojos vidriados y mis ojeras amarronadas.
Ahora, aunque puede que sigan habiendo caminatas post milongueras (o paseitos en auto) soy minuciosa en la selección en todo sentido. Priorizo la intensidad a la frecuencia milonguera y la calidad a la cantidad. "No por bailar con todos vas a bailar mejor" - me dijo un milonguero de aquellos hace muchos años en "Porteño"."Bailá con los mejores; los demás te arruinan" - siguió diciendo. Cuánta razón.
Es imprescindible elegir; los hombres lo hacen, ¿por qué nosotras deberíamos perder esa posibilidad?. No creo que esté mal rechazar cordialmente una invitación a la pista cuando el milonguero no es de nuestro agrado; no debiera ser tomado tan a mal para quien lo recibe. ¿ O es que debería ofenderme con cada hombre con quien me quedo con ganas de probar abrazar alguna noche?
Quiero un "encuentro" pero yo se: no es tan fácil. Raramente ocurren esos que te dejan así como temblando. Paciencia..

imagen: Germán Cunese ( escultura)