martes, 10 de mayo de 2011

Sin Título

Siento que voy siendo llevada por una brisa fresquita dentro de mi tapado marrón. Me siento enérgica y a la vez recontra podrida. Me siento iluminada y nada eterna pero sí enfurecida y tranquila. Y en este preciso momento dejaría el tango y bailaría ese lento de Montaner abrazada a cualquiera. Qué difícil es convivir sin que se pudra todo!. Cuando me vi con hija lo invité a uno de los supuestos padres a probar esto de amanecer juntos. Todo muy lindo hasta que desaparecieron las tostadas, el juguito de naranja, los besos, los " buen día". Y no quiero que desaparezca semejante cosa ni que desaparezcan las risas, sonrisas, miradas cómplices, cuerpos hechos de milanesas de arena, juegos tontines y bonitos, pelis con arrumacos y pururú. No te vas dando cuenta y zas!: te tiraste a chanta y no te levantaste a hacer las tostadas y en ese desgano se te va tu amor hacia el otro y se te va el otro que viviendo bajo un mismo techo parece un "otro" lejanito. Es triste verlo de afuera. Pero de adentro tampoco es tan terrible. Pensás que podrías haber hecho tal cosa o pensás en que tal vez hoy estás a tiempo todavía de intentar algo pero...cuando no hay encuentro y encima andás desganada y lo externo no ayuda y tampoco ayuda que el "otro lejanito" pruebe acercarse, te vas dejando. No habría que convivir ; es destructivo. Hoy más que nunca Tango Incomunicado.

1 comentario:

  1. julia delgado de arroyito16 de mayo de 2011, 11:08

    malu es lindo saber que no se esta sola.gracias por compartir y sacarme las palabras de la boca.

    ResponderEliminar