sábado, 1 de enero de 2011


BRINDIS DE SANGRE

Y sí: no fue un año muy positivo el que pasó y por mas brindis y bombachita rosa es probable que la suerte no me acompañe en este 2011 tampoco. Pero ando bien: aunque costó decidirse ya está: no venderé a mi beba. Demasiado que me ha costado ( y no canto victoria)liberarme de la tentación de lucrar con mi cuerpo como para sacar plata a costa de un cuerpecito que no me pertenece por más que sea la madre. No puedo andar decidiendo por ella y quedarme con la plata viviendo la vida loca. Tengo miedo, siento que me falta experiencia, no me imagino sosteniendo un bebé diminuto pero, supongo que aprenderé y, sobre todo me lo irá enseñando esta cosita.
Y tendré que trabajar de verdad. Sin renunciar a la venta, a las reuniones de tupper sex,al tango, al teatro, tendré que buscar un trabajo más firme, con plata segura todos los meses. Las niñeras nocturnas deben tener su costo y no veo la hora de definir ese tema para que no haya impedimento en volver a la milonga apenas pueda.
Cuándo se prepara el bolso para llevar a la clínica?, no tengo idea que poner.