lunes, 25 de febrero de 2013

Qué importa...




Sin novedades...pateando la calle...Aprovechando cuando ando altanera para buscar changuitas,  encerrándome cuando ni unos lentes simil a los del cantante de "La Mosca" pueden taparme las tristezas...Pero viva...y con tremendísimas ganas viva y anaranjadísima.  Y no hay tanto más ni tampoco tanto tiempo para sufrimientos ni dolencias de princesa. Cuando se me da por lagrimear mientras me acompaña algún tango, Beba me baja de un hondazo, me cambia el tango por el Sapo Pepe y me grita "basta mamá!". Lo logra, bailamos, hacemos ronda pero cómo nos gusta sufrir que hasta encontramos ese adecuado  espacio...Me encierro en el baño, trabo con el pasador y miro el techo amarillento. Y ahí otra vez la soledad desparramada entre azulejos ahuecando el tiempo. Y, tal vez sea eso...que siempre una elige y que así pasa lo que pasa: que siempre  la segunda, la no oficial, la que no eligen ni para presentar a la familia ni para tomar de la mano por la calle; la de los besos en lo oscurito, la de hacemos que no nos conocemos en la milonga y bien que conocés donde vivo para  prenderte  al timbre  en  la madrugada...Ya somos grandes bebé. "Qué importa"- me dijiste la otra noche cuando te pregunté si estabas con muchas. Por qué no merezco una respuesta de tu boca y evitarme el mal trago de verte luego con otra.  Y ahí estás:   presentándola a tu oficial frente a otros milongueros, tan cancheros como vos.  Seré mujer para no mostrar, daré verguencita...   Y, ya no se si importa; necesito que sepas que  me importaste mucho, ni se cuánto tiempo perdido, tanta noche esperándote, lagrimeando junto a Beba por tu no pasar . Pero qué importa...Encima cómo duele ver que el hombre que nos gusta está con una mas linda, con una mas buena, tan para él, tan presentable...Suerte corazón; tu mina es un trofeito hermoso; siga haciendo exhibiciones tangueras que por ahí en otro oscurito le parezca alguna vez volver a verme...entre otro abrazo por supuesto.

domingo, 3 de febrero de 2013

A MEDIA LUZ



Qué poco me duró pasarlo tan bomba...esto parece que es vivir. esto que va y viene, estos estados que me van y me vienen, que me exaltan y me sucumben, que me hacen sentir tan luminosa, tan sombría...Gracias