miércoles, 19 de febrero de 2014

Por una cabeza

Chicas argentinas: estamos recontra fritas!!!; los morochos prefieren carne oriental, acento extranjero...Y encima se les ha dado por cabecear a todos!!!! . Por qué?; cobardes!!!; ninguno que juegue a ser un caballero de verdad acercándose a tu mesa pa´invitarte verbalmente a bailar ese tango?. Como pierdo frente a esta modalidad!; como no me banco la histeria del mironeo, suelo andar mirando a quienes bailan en la pista , entre que escuchando lo que suena me relojeo disimuladamente algún chiruso...Pero... claro; parece ser que la milonga no es pa´ser disimulados; no funciona la sutileza!. Necesito urgente compañeras pa´crear la milonga feminista!. Basta de tipos paseándose alrededor de nuestra mesa esperando de manera tan evidente que los miremos!. Elijamos solamente nosotras, sin tanto jugueteo!.

Opiniones acerca del tema por un chiruso y una pebeta!:

(Julio) No podemos cabecearlas si ustedes no nos miran, desde ese punto de vista ustedes son las que eligen. Si nosotros no las cabeceamos, tampoco bailaríamos, desde ese punto, nosotros elegimos.
En conclusión, el cabeceo es la forma de que los dos elijamos a
la vez.

Mirar a un hombre es lo mismo que cabecearlo. Asi que insisto, es igualitario.

Lo que me intriga es como puede ser que te moleste que alguien te mire buscando tu aprobación, y no que se te acerque directamente a hacerte una pregunta directa quizás en un momento en el que simplemente no tenés ganas.


(Cecilia) Es verdad que es odioso darte cuenta que estan todos mironeando pero no perdes nada en el cabeceo, el varon tanguero se ofende si lo sacas a bailar, yo mas bien me acerco a la mesa y charlo un poco, total escucho ahi viene la chica alta que saca a bailar pero no me importa mucho, tampoco se puede invitar de una hay que amanzarlos. esto es por pine, cada varon tiene una idea de la excelencia con la quiere lucirse en la pista y de cuanto se puede lucir o no con vos, un vehículo, siempre seremos eso. ah tambien cabeceo, qué no se podia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario