miércoles, 21 de mayo de 2014

EL TANGO DE LA AUSENCIA

Cómo me gusta tu ausencia. Y hasta me gusta llorar y disfruto que no vengas. Porque es como tenerte de la manera que decido verte. Porque entonces te acomodás perfecto a esta soledad de la que no reniego...Y te acomodás entre estos tangos que suenan y por ahí algún día quiera probar si te seguís acomodando a la necesidad de mis labios.. No se, no se...En qué maldita milonga encontrarte hoy?. Una vez y hace tiempo te recorriste tres un sábado buscándome hasta que pudimos abrazarnos en un tango ( bah eso dijiste...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario