sábado, 16 de agosto de 2014

FESTIVAL DE TANGO 2014

Volviendo del Festival; de yirar por La maldita Boca para encontrar el Galpón del Puerto. Estuvo lindo, tranquilo. Lástima que una cae en la tentación milonguera y se pierde lo demás pero bueno, queda tiempo para aprovechar y huirle a las tentaciones de abrazos cálidos. Bailé bastante (hasta lo imbailable) , me encontré con un ex amante y con otro con quien la histeria me unía hasta que se me notó el embarazo hace un par de años. Pista amplia y un par de chirusos en el escenario que no se si tocaban tan atractivo o si ellos por el solo hecho de relojearlos entre tango y tango despertaban mi atracción.
Lo mejor de todo: los comentarios de la trastienda del Festival ( o de la cola para que nos entreguen lo dejado en el guardarropas):
Una señora muy aseñorada: - Cómo no lo traje a Ernesto!, le hubiese encantado!
Un señor que andaba con ella: - Y bue, todavía hay tiempo
ELLA - No se si vengo mañana, viste que te duele la columna cuando bailás mucho?
ÉL: - Serán los kilitos de más?
ELLA: - Si estoy re flaca nene, tocame, dale!, tocá acá a ver si tengo algún rollito.
ÉL - Noooo,¿ qué te voy a tocar?!, mirá si lo vemos a Ernesto aparecer
ELLA: - Si no lo traigo a la rastra no aparece.
ÉL: - Si estuvieses conmigo podríamos ir juntos a todas las milongas
ELLA: Prefiero a Ernesto y venir sola. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario