lunes, 8 de diciembre de 2014

Alma en Pena

Deambulé por la Avenida de Mayo entre los tres escenarios desplegados a puro tango. La Gran Milonga - debo decirlo, no me pareció tan "gran" en cuanto a que no encontré ni a uno de esos milongueros que tanto veo en las milongas que frecuento. Dónde están que se andan perdiendo el abrazo a cielo abierto?. 
Pero bueno, La Gran milonga es eso: sumar gente nueva, bajar el tango a la calle, milongueros de distintas zonas de provincia, de otras provincias... Me abracé a varios morochos de zona oeste de Buenos Aires por ejemplo, a un tucumano, a un neuquino y, cuando me vi con poca demanda, no me quedó otra que probar tomar la iniciativa encarándome a milongueros vírgenes. Entre que sepan algo y que no sepan nada, me quedo con lo segundo. Y, nada mal. Descubrí hace un tiempo que, desde mi rol de mujer en el tango puedo guiarlos perfectamente a los muchachos que no tienen la más pálida idea de lo que es bailar abrazados, pero que sí andan conectados con la música. De hecho siempre les miro los pies - y no por los zapatos sino por cómo en un ser tanguero, los pies se les mueven solos.
"Podés cerrar los ojos?" - les mando y, es tan lindo el asunto. Me llevo cada sorpresa!.
Y después - a las 2:56 hs. precisamente, cuando el Sexteto Visceral dio el final, dudé si ir a buscar el ansiado abrazo de algún morocho con ojeras a "El tacuarí" o volver caminando serena por Corrientes.
Llegué hasta la esquina de Tacuarí, vi que me restaban como quince cuadras y enfilé pa´l Obelisco nomás mirando justito la luna sobre el mismo, los jóvenes más jóvenes que andaban exhibiendo sus alegrías entre gritos...Tan lindo, tan lindo...
Es que el tango no es solo "Alma en Pena" amor mío...



2 comentarios:

  1. Me gustó el artículo... estás como recomendada de la semana: http://buscadordeblogs-tango.blogspot.com/2014/12/mi-recomendado-de-la-semana.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer!!!; gracias y avanti los blogueros del tango!!!!

      Eliminar