martes, 24 de junio de 2014

INTENTO DE HOMENAJE A CARLOS GARDEL

(de Hormán - de quien soy representante)

No…Este encuentro no es de pena ni de olvido
Ni tampoco en Buenos Aires es la cita…
Es todo el mundo tango que palpita
En la gente que comparte tu emoción.
En ya junio veinticuatro hemos querido
Por tu día simplemente homenajearte
Y vinimos “golondrinas” a brindarte
El abrazo que se da de corazón.

Yo no se dónde estarás, pero es seguro
Que esta noche rondarás por cada ochava
Y “por una cabeza” en la llegada
Serás “sombras” entre luces de neón…
Por tu “senda florida” sin apuro
Vendrás a recibir nuestro mensaje
Son quizás la “mariposa” tras el viaje
Que reposa en un feliz “viejo rincón”

Que de vos digamos hoy… “volvió una noche”
Hay “silencio” misterioso en el ambiente
Invisible estás andando entre la gente…
Hay rumor de “melodía de arrabal”…
Si tus ojos se cerraron, en trasnoche
Hoy quisimos  cuesta abajo  despertarte
Y charlando “mano a mano” aquí esperarte
Y aspirar “rosas de otoño” sin igual.

“Angustias” van surgiendo de encordados,
El timbre de tu voz se está escuchando
Medellín tu “noche triste” estás borrando
Presentimos que nos ves y estás aquí…
En este, que es tu tiempo sin pasado
Sentate a compartir nuestra existencia,
Brindanos el placer de tu presencia
Que no es “tomo y obligo”…es un  vivir.

“Estudiante”…ya te escucho despacito…
Son tus “quejas del alma” mas vibrantes
acunanos con tus “trovas” desde antes ,
que canten las fontanas nuestra fe…
Es tu “misa de once”, tango mito
Y el recuerdo que te evoca es mas que tierno…
Vení  Carlos…entrá,  que aunque es invierno
Te esperamos con tus tangos al ”volver”…





viernes, 20 de junio de 2014

Será una noche

No se qué me pasa. Será el frío matinal que mi escote no esquiva, que se me mete entre los huesos, que me ensombrece toda entera...Serán los miedos nocturnos y encontrar amores milongueros  que supuestamente ya  fueron y volver a bailar y sentirlos  tan resueltos. Nunca me tocará un milonguero que no esté diez puntos?, siempre me siento una basura y me quedo preguntándome por qué todos están tan bien?. Y cuando me preguntan y no me sale contarles de mis éxitos ni mis giras ni de nada, pareciera que de pronto se les hace tarde o que quieren ir al baño.
Volví tan mufada de la milonga "Antimufa" el sábado pasado. Y no daba eh. El lugar hermoso: parecía la cripta cordobesa, los ladrillos tan desprolijamente prolijos, las luces amarillitas...Y tantos bailando y no bailando!.Me encontré con un ex de hace tantos años que me comparó a lo que al parecer veía de mi hace tantos años. "No va de mala leche" empezaba diciéndome y la remataba con "pero te pasó un camión por encima"por ejemplo. Y, en ese momento estábamos sentados y Eliana Sosa - una cantante tan diosa, estaba mixturando con cumbia el ambiente. No era para llorar pero me dio tanta tristeza la situación, los halagos que no fueron. "Ya vengo"- le dije y me fui al baño. Me encerré un rato, me acordé de las tareitas que un psicólogo me mandaba a hacer  e intenté llevarlas a cabo. Me cambié el peinado, enrojecí bien sangre mis labios y volví de donde me había escapado. "Cómo has cambiado pebeta" - me largó el muchacho. "Lástima que no puedo decir lo mismo" - me salió. Y, al fin me quedé sola otra vez, deseando por un lado pertenecer pero por otro lado gozando desde afuera, a lo pequeña. Sigo sintiendo   que tanta pequeñez se apodera de mi cuando no tengo un abrazo que me auxilie. Sigo sintiendo miedo de tantos que se hacen los grandotes, sigo sintiéndome extraña en lugares cerrados.
 Sigo amando las milongas callejeras, los techos bien altos, los sillones venidos abajo,las luces apagadas, los silencios amontonados, los milongueros sin tanta labia y mas descuajeringados...




martes, 17 de junio de 2014

RECUERDO

 Me partieron la boca de tremendos besos y  golpes de puño.
 Me violaron sin vueltas, sin poder defenderme. ya no había uñas, ya no había dientes,
 ya no había ganas. ya no había nada.
Y sonaban tangos, resonaban tangos, aturdían tangos y,
 mi llanto silenciado por tangos, era una mueca desgarrada del  espanto.
 Solo espanto y ganas de matarlo.
Solo ganas aprisionadas por tanto terror macabro.
Tantas veces soñé que lo mataba, tantas veces desperté y entre pesadillas me mataba...
Desde ese momento encontré en el  Tango Incomunicado mi salvación, mis ganas de bailar, vibrar, vivir y resurgir, nacer y renacer, armarme otra vez...
Y de a poco, muy de a poco, aprendo a confiar otra vez en algún que otro abrazo...

viernes, 6 de junio de 2014


CAMINITO SOLEADO 


UNO: Por qué sos tan alegre y escribís tan triste?
UNA: Usted no me conoce mas que bailando y desencontrando las tristezas...