miércoles, 5 de agosto de 2015

LA PUTA Y LA BALLENA

En cuánta milonga me siento como la ballena de Puerto Madero. Pero nado, pispeo posible salida y por ahí me pierdo entre un par de abrazos donde ya no hay más gritos de ahogado mas que un deseo atroz de ahogarme sí; entre tu pecho y un tango.





No hay comentarios:

Publicar un comentario