martes, 13 de diciembre de 2016

AZUCAR PIMIENTA Y SAL

Hoy me pinté una nariz roja con reborde negro sobre mi propia y puntiaguda nariz. Así bailé exactamente tres horas y cuarto. Luego me la borré con una toallita demaquillante marca "Farmacity" y así, sin nariz extra, bailé dos horitas y 45' más. Me llenaron de elogios al estilo: "me encanta lo que hacés"; sos muy valiente", " me hiciste llorar ( con el choque que me diste) pero está todo bien"...Lo cierto es que todo muy lindo, todo muy lindo pero ete aquí que esto no va más. Está todo mal y en la yeca lo ves más. Entonces estoy pensando algún condimentito que despierte la participación de los transeúntes morbosos
a) en "Afiches" balearme en serio en un rincón - por ahi no en el pecho, tal vez en el brazo, como para poder continuar mi arte callejero y mi vida sin mayores inconvenientes.
b) en "Desencuentro" hacerme la que estoy desorientada en serio y dejarme caer rodando por la escalera mecánica mientras lanzo entre sollozos la frasecita última del volantito que entrego "Quiero morir en un tango aún si no tengo tu abrazooooooo"
 c) en "Azúcar , Pimienta y Sal" juguetear a taconear la estación con un aerosol doradito de gas pimienta y espolvorear el ambiente exceptuando el metro cuadrado donde se ubica mi caja recaudadora de caudales ( o bien lanzárselo en los ojos a quienes insisten con las monedas de $ 0,25 ).
( Besitos; los espero en la Estación Olleros con toda mi dulzura; gracias )

miércoles, 7 de diciembre de 2016

DESARME

video


No se cómo pero de la Milonga sobre Av. de Mayo del sábado pasado. terminé recostada mirando estrellas sobre una porción de pasto seco de la zona de Parque Avellaneda . Había bailado un montón, me había reído, hasta había cruzado mucho mas que dos palabras con algún que otro muchacho...Pero no se, la fiesta terminó y vi cómo volvía todo a lo de siempre. Desarmaban las tablas, apagaban las luces, se llevaban los bafles y la avenida ya dejaba de ser concurrida por bailarines para volver a ser transitada por autos. Y en ese desarme, una también vuelve a lo desarmada que andaba antes de abrazarse a un desconocido.