domingo, 28 de mayo de 2017

Milonguera y Atorranta ( y bien sumisa caramba!!!!)

Fui el viernes después de muuucho tiempo a la milonga del Canning. Mi suerte - o la falta de ella sigue intacta, en esa milo (como en otras tantas) bailé poco y nada. Pero ete aquí que pusieron unas sillas divinas en el toilette - al menos el de damas y qué placer refugiarse de a ratos junto a un inodoro limpio, escuchar tangos lejanos, acomodarse quien sabe para qué los malditos zapatos, elevarse luego, piantarse junto al espejo, estirarse las patas de gallo, acomodarse la trucha esa tipo pato que supuestamente nos favorece, lavarse la caripela - poquito nomás pa´no descorrerse el make up y , una vez más regresar al ambiente abrazador, sacando pecho, pa´ser tanteada por los muchachos que sin ser nada de otro mundo, hacen filtro como mesa examinadora de andá a saber qué carrera de la UBA. Y una?, ahí está pequeña: haciéndose la sumisa que no es, dispuesta a aceptar . aunque cueste , al primer chiruso que se nos acerque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario