domingo, 28 de mayo de 2017

Milonguera y Atorranta ( y bien sumisa caramba!!!!)

Fui el viernes después de muuucho tiempo a la milonga del Canning. Mi suerte - o la falta de ella sigue intacta, en esa milo (como en otras tantas) bailé poco y nada. Pero ete aquí que pusieron unas sillas divinas en el toilette - al menos el de damas y qué placer refugiarse de a ratos junto a un inodoro limpio, escuchar tangos lejanos, acomodarse quien sabe para qué los malditos zapatos, elevarse luego, piantarse junto al espejo, estirarse las patas de gallo, acomodarse la trucha esa tipo pato que supuestamente nos favorece, lavarse la caripela - poquito nomás pa´no descorrerse el make up y , una vez más regresar al ambiente abrazador, sacando pecho, pa´ser tanteada por los muchachos que sin ser nada de otro mundo, hacen filtro como mesa examinadora de andá a saber qué carrera de la UBA. Y una?, ahí está pequeña: haciéndose la sumisa que no es, dispuesta a aceptar . aunque cueste , al primer chiruso que se nos acerque.

2 comentarios:

  1. Cuanta razon tiene esta mujer , pero como el tango el baile y las milongas las comenzaron los hombres se reservaron todas las ventajas , por ejemplo a mi me toca ( tambien en el Canning ) sentarme con cada uno que se creen poco menos que dioses y en la pista son bastante maletas , ojo yo tambien selecciono con quien bailo pero un escote o una pollerita corta no sirven de anzuelo , al menos para mi, yo privilegio el baile y no me importa el peso y la medida para elegir , o proponer, con quien bailar.
    Saludos
    Ruben

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El baile está bien pero si ya hay privilegio por chapitas milongueras y conocidos/ as, se complica pa´los antisociales. Siéntese solo Rubén y pispee a las solas. Por supuesto no se nos cerque de entrada nomás: fíjese si hay agua en la pile caramba!!!; que tenga linda tarde y hoy justo es noche de Canning!!!

      Eliminar